HURRA&BRAVO

ARTISTA PORTADISTA #8: Raquel Asensi

·
Conocimos a Raquel donde tiene que ser, echando un cigarro fuera de Peso Neto. Teníamos referencia suya por formar parte de Spoken Word. Justo exponía esa misma semana junto a Alfonso Álvarez, otro portadista nuestro. No pudo ser de otra manera y ahora tenemos una de sus inquietantes piezas en portada. Hablamos con ella y nos contó un montón de cosas.

Al ver tu trabajo nos sugiere algo muy antropomorfo, un tanto cienciaficción-punk. Como humano pero algo animal. ¿Esta hibridación es consciente?

Suelo decir que aunque imito muy bien ser una señorita, quien me conoce sabe que en el fondo hay una punk animal luchando por salir del armario. La hibridación ciencia-ficción si es consciente, me ha influenciado mucho el Manifiesto Cyborg de Donna Haraway. ¡Soy una cyborg-punk-señorita!

En el fondo de mi obra hay un cuestionamiento, ¿qué es lo "natural"? Nuestra naturaleza es social y la construimos con nuestros actos. Hace ya décadas que las barreras entre la ciencia y la ficción se mezclan. Hoy somos híbridos teorizados conectados a nuestros dispositivos. Por qué no, crear extensiones corporales que nos permitan re-apropiarnos de nuestros cuerpos.

 

Otro de los puntos claros en tu obra es el género y su desdibujo con piezas tan claras como "Ser otro" muy explícito o con "Píkar@s" de una manera más divertida.

El género, eterna disputa. En la bipolaridad hombre-mujer, hay una trampa. Es imposible que siendo seres con experiencias únicas podamos encajar en alguna de las dos etiquetas sociales que nos dicen como ser.

Veo el cuerpo como un gran texto lleno de historia, y me encanta jugar a desviar lo aprendido con extensiones ponibles. "Píkaras" muestra con naturalidad y de una forma divertida el cambio de sexo. "Ser Otro" surge del oxímoron, de jugar a unir dos conceptos contrarios, femenino-masculino. Al hacerlo, se transforman. Pienso que se desdoblan en algunas preguntas y en una metáfora.

Lo primero que vimos tuyo fue una performance con Ramón Churruca o presencia . ¿Te atrae el arte escénico? También has colaborado con muchos otros artistas e iniciativas como Spoken Word.

Voy a confesar aquí que solía padecer pánico escénico, espero a estas alturas haberme curado. Siempre había admirado la poesía escénica y a artistas cercanos a la performance. Mis obras en cerámica se estaban alejando poco a poco de objetos únicos fetichizables, y acercando más a registros o huellas de acciones realizadas en algún lugar. Por eso decidí asistir al taller de performance de Histeria Kolektiboa. Fue un curso lleno de lágrimas y sudor, muchísimo amor. Allí realicé un pequeño boceto de una acción con Ramón y me propuso hacer una performance conjunta en Gau Irekia. Ninguno sabíamos lo que iba a hacer el otro, pero teníamos un esqueleto.

En la performance, hay algo que se te escapa, creo que eso me ha enganchado. Desde entonces he realizado 3 performance individuales, una en la muestra Bastarda de Histeria Kolektiboa, otra a través de BLV-ART en Bilboarte, y otra en Sarean recientemente.

Organizo el Spoken Word Bilbao junto a Laura Sam, Luis Menéndez, Gaizka U. Loroño, Jose Soto, Alain Bagan... canela en rama. También edito el Fanzine Psicoclavo junto a Idoia Aragón, Maitane Ochoa, y María Bedía. Recito en cada evento Spoken Word Bilbao, porque ese es uno de los pocos lugares donde la sana locura está permitida.

Además de esto, en mis trabajos artísticos suelo colaborar con artistas como Idoia Aragón o Alfonso Álvarez, que me acompañan en mis acciones poéticas y han realizado fotografías increíbles.

Las colaboraciones enriquecen el trabajo propio y se generan vínculos que promueven valores distintos a la lucha individualista al que nos vemos muchas veces sometidos. Es un verdadero privilegio conocer a personas con tanto talento y ganas de trabajar desde un “nosotros”.

 

También hemos visto trabajos más comerciales, por ejemplo, para restaurantes y nos parece una forma muy chula de aportar arte a uso cotidiano. ¿Estás cómoda con esta faceta de tu trabajo?

¡Claro que si! Hacer encargos de diseño artístico me encanta. Me gustaría realizar más encargos para locales de todo tipo diseñando conjuntamente. Así, estos lugares pueden tener una vajilla específica para su uso, inspirada en su estilo e imagen, además de estar hecha a mano localmente. Las procesos de hacer en el Arte pueden aportar mucho al diseño. Sólo hay que recordar lo que supuso la Bauhaus o el Arts and Crafts movement. Me siento cómoda en todas mis facetas. Trabajo con ideas e imágenes y pienso muchas veces con las manos.

Pide un deseo.

Me gustaría saber quién diseñó el código de barras de la marca Yogitea en forma de buddha. Es un genio malvado.

Si tengo que elegir solo uno, ¡larga vida al Fanzine Psicoclavo!  

*Fotografía y mural de portada por Alfonso Álvarez.

*Fotografía "Being others" por Idoia Aragón.

Más info: Raquel Asensi 

Visitas
644
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios