NOTICIAS

GAZTE KONPAINIA P6 | Cuestionarios a Graciela Doniz de 'En Standby' y a Iñigo Cobo de 'Todo saldrá bien'

·
Con motivo de la reciente inauguración del nuevo pabellón de la Gazte Konpainia de P6, hablamos con las personas directoras de las dos últimas producciones de este espacio con portón azul. Graciela Doniz, directora y dramaturga de la obra 'En stanbby'; e Iñigo Cobo, director y dramaturgo de la pieza 'Todo saldrá bien'. Pasen, lean y déjense empapar por el drama.

Con motivo de la reciente inauguración del nuevo pabellón de la Gazte Konpainia de P6, hablamos con las personas directoras de las dos últimas producciones de este espacio con portón azul. Graciela Doniz, directora y dramaturga de la obra En Standby; e Iñigo Cobo, director y dramaturgo de la pieza Todo saldrá bien. Pasen, lean y déjense empapar por el drama.

Os dejamos aquí la entrevista general a la GK, dentro de la misma agenda de enero.

GRACIELA DONIZ. En standby

 

Título de la obra, sinopsis y tu papel en ella 

Con la rapidez que esta pandemia ha cambiado nuestras vidas creamos En Standby. Una pieza cómica en época de confinamiento, desescalada y “nueva normalidad”. Jugamos a la obra dentro de la obra, como niñxs, transitando por más de 50 escenas. Yo soy dramaturga y directora.

 

¿Qué se os remueve dentro para contar estas historias?

La necesidad de compartir con el público algo que estamos transitando en todo el mundo, poner sobre el escenario lo que nos pasa, lo que pensamos y lo que hacemos en estos tiempos convulsos que vivimos. No para entender nada, si no para poner luz, mirarlo simplemente y preguntarnos: ¿y ahora qué hacemos con todo esto?

 

¿Cómo ha sido la acogida y cuándo la podremos ver de nuevo?

En Standby se estrenó en la sede de La Gazte Konpainia de P6 15 de octubre del 2020 y estuvo un mes en cartel. Tuvo muy buena acogida, las butacas estaban llenas (con el aforo reducido) y repleta de risas. De momento, no sabemos qué pasará con ella, está en standby, puede que la repongamos y ojalá podamos llenar otros teatros también para que llegue a más público, creo que es una buena apuesta tanto para un público muy joven y adulto. 

 

¿Cómo llegas a la Gazte Konpainia de P6 y cómo es la experiencia dentro de esta familia?

Gracias a esta familia he tenido la oportunidad de “coger tablas” y vivir de ello. Empecé como actriz con la producción de Mi último Baile dirigida por Getari Etxegaray, de ahí, sustituí a una actriz en Aborígenes dirigida por Felipe Loza y acabé con ¿Qué fue de Ana García? dirigida por Borja Ruiz. Ahora soy parte del equipo de la nueva sala de La Gazte Konpainia y estoy escribiendo y dirigiendo una obra. Durante estos años me está ayudando a crecer y a trabajar en equipo.

 

¿Cómo enfrentáis al proceso de selección del elenco, equipo artístico, técnico etc? 

En este caso, al ser tanto esta obra como Todo Saldrá Bien, producciones propias de la Gazte Konpainia, hemos sido nosotrxs las que entre las personas que formamos este equipo administrativo, creativo y de la sala, nos hemos dividido en dos grupos para poder trabajar en dos nuevas obras. Toda la promoción es cosa nuestra, probando con estéticas llamativas pero estamos todavía en ese proceso de buscar esa definición. De la cartelería se encarga Iñigo Cobo, escritor y director de Todo Saldrá bien.

 

Para terminar y como siempre: un deseo.

Mi deseo es poder seguir creando en el teatro y en el cine y seguir trabajando, espero que con mejores condiciones para el equipo, el elenco, en las salas de música también…. Ya sabemos que hacer teatro no es rentable, pero es necesario, al menos para mí.

 

IÑIGO COBO. Todo saldrá bien

 

Título de la obra, sinopsis y tu papel en ella 

El montaje se llama Todo saldrá bien y, en resumen, es una puesta en escena de 7 días clave de  2020. El punto central es un supermercado. Los actores encarnan profesiones invisibilizadas pero fundamentales en el devenir del año: cajeras, camareras, reponedoras, auxiliares de enfermería... A través de estos jóvenes anónimos, mezclamos hechos con ficciones y construimos un relato sobre la repercusión global en situaciones locales, por decirlo de alguna manera. Yo me he encargado de desarrollar el texto y dirigir la obra.

 

¿Qué se os remueve dentro para contar estas historias?

Tanto este proyecto como En Standby pasan por la intención de contar algo desde nuestra mirada hacia la pandemia, casi como poner sobre la mesa nuestras ideas, pensamientos o vivencias. En el caso de Todo saldrá bien, hay una parte de búsqueda de preguntas sobre temas tabúes o sobre los que nadie realmente habla, y es sobre determinados conceptos como el amor, el poder, el sexo o el futuro laboral en tiempos de Covid-19.

 

¿Cómo ha sido la acogida y cuándo la podremos ver de nuevo?

Nos ha sorprendido mucho la recepción de la obra, realmente, porque nunca supimos la acogida que iba a tener, y hasta el día del estreno muy poca gente había podido verla. Por ello, si un estreno ya es de por sí lanzarse al vacío, el nuestro fue adentrarse con mucho más desconocimiento del habitual, y la acogida ha sido positiva, fuerte, con prácticamente todo agotado cada día, y los comentarios que nos han ido llegando nos confirman que podemos estar satisfechos con lo realizado. La obra estará hasta el 3 de enero, y de momento no sabemos lo que será de ella en el futuro.

 

¿Cómo llegas a la Gazte Konpainia de P6 y cómo es la experiencia dentro de esta familia?

Empecé hace poco más de un año, cuando entré como ayudante de dirección en Ubú, Rey de las Finanzas, que dirigió Ramón Barea y que además era el quinto proyecto de la Gazte Konpainia. Cuando la sede se puso en pie, se nos invitó a todos a tomar parte. La experiencia es muy positiva, porque es constante flujo de creatividad y proyectos sin parar, en un ambiente agradable, lo que hace de ello un espacio estimulante y cálido.

 

¿Cómo enfrentáis al proceso de selección del elenco, equipo artístico, técnico etc? 

Desde el principio tenía claro lo que queríamos a nivel visual; desde el contraste de colores, del azul aséptico, casi quirúrgico y de hospital que vistieran los trabajadores del supermercado, hasta su alrededor, que debía ser cálido y orgánico, representado por las frutas y los amarillos fuertes. Es una obra que conjuga constantemente hechos reales (datos fríos, cifras impersonales, etc.) con las vidas de los protagonistas; por eso, poner cara a los personajes constantemente en fotografías era una opción interesante para apelar más directamente al público.

 

Para terminar y como siempre: un deseo.

El deseo no es nada original, porque lo pedirá todo el mundo, y es que volvamos a la cotidianidad lo antes posible, porque lo raro con un rato ya basta: así que el deseo sería que se acortasen las distancias (sociales, físicas, o todas en general) lo antes posible. 

Visitas
79
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios