NOTICIAS

ARTOTEKA|Espacios cotidianos para el arte - Entrevista a sus creadoras

·
Bienvenidas al futuro. Bienvenidas a la plataforma de préstamo de obras artísticas y de actividades de mediación entre artistas y ciudadanía, Artoteka. Espacios cotidianos para el arte. La Mediateka de AZ acoge esta expo innovadora y multidisciplinar por primera vez en Euskadi, con artistas locales y piezas bien diversas. Hemos hablado con las creadoras detrás de este proyecto.

Bienvenidas al futuro. Bienvenidas a la plataforma de préstamo de obras artísticas y de actividades de mediación entre artistas y ciudadanía, Artoteka. Espacios cotidianos para el arte. La Mediateka de AZ acoge esta expo innovadora y multidisciplinar por primera vez en Euskadi, con artistas locales y piezas bien diversas. Hemos hablado con las creadoras detrás de este proyecto.

artoteka.org
Fotografías de Olga Ruiz & Azkuna Zentroa

 

La primera experiencia tipo Artoteka se creó en Francia y se ha extendido en distintos lugares, pero esta es la primera vez que se lleva a cabo en el estado español. ¿Cómo surge la idea?


Laura Díez, una de las coordinadoras del proyecto, trabajó hace un tiempo en la Artothèque de la región de Limousin, en Francia. Nos habló de su experiencia durante la investigación que estábamos desarrollando desde las organizaciones Karraskan, Wikitoki y Sarean en el proyecto europeo Reshape y nos pareció muy interesante llevarlo a cabo aquí. Cumplía con algunas de las necesidades que estábamos identificando en nuestro contexto, como imaginar nuevas formas de difusión del arte, fortalecer los agentes independientes de la mediación artística, o posibilitar nuevas vías de ingresos para los artistas.

 

La selección consta de 30 obras de 10 artistas locales y en ella podemos encontrar distintas disciplinas. ¿Siguen algún hilo conductor u otros criterios?


A diferencia de los ejemplos que conocemos en otros países, Artoteka no parte de una colección de arte pública. Por eso, diseñamos nosotras una colección para lanzar el proyecto, invitando a participar a diez artistas residentes en Bilbao. Queríamos que la colección incluyese distintas disciplinas, distintas temáticas, que mostrasen la diversidad de las prácticas artísticas. Los artistas que participan son Belén Cerezo, Helena Goñi, Juana García-Pozuelo, Mawatres, Raisa Álava, Raquel Asensi, Raquel Meyers, Saioa Olmo, Tunipanea y Victoria Ascaso.

¿Podemos pedir prestada una de esas obras de arte para colgarla durante un tiempo en la oficina de NOIZ? ¿Cómo lo hacemos?


¡Claro! Cualquier persona u organización puede hacerse usuaria de Artoteka para poder tomar en préstamo una obra. Hacerse usuaria es muy fácil: solo hay que ponerse en contacto con nosotras a través del formulario de nuestra web. También hay que pagar una cuota, pero el precio es muy asequible: en el caso de las personas individuales es de 50€ al trimestre y de las organizaciones 150€.

Nosotras nos encargaremos de verificar que el espacio cumple con las condiciones de conservación de la obra, os pasaremos un contrato para firmar, y coordinaremos el transporte y montaje para que la obra luzca en vuestra oficina. Además, todas las obras están aseguradas así que si surge cualquier accidente no habrá mayores complicaciones.

¿Hacia qué lugares están viajando las primeras obras prestadas?


La presentación del proyecto fue el sábado 23 de enero y la acogida fue estupenda. En la semana siguiente ya teníamos las primeras usuarias y varias obras han viajado ya a sus nuevos hogares temporales, que de momento son casas y alguna oficina.

Uno de vuestros objetivos es acercar el arte contemporáneo a espacios y audiencias que no suelen tener una relación cercana con él. ¿Tenéis algún mecanismo para evitar que la colección Artoteka termine en un círculo endogámico de instituciones o personas del mundillo?


Somos conscientes de que es mucho más fácil llegar a personas que ya tienen un contacto con el arte. Sin embargo, estamos tratando de compensar esto de varias maneras. Por un lado, la exposición que muestra el proyecto y la colección está en la Mediateka BBK de Azkuna Zentroa, un espacio utilizado por personas que no tienen por qué tener relación con la cultura o el arte contemporáneo.

Por otro lado, el proyecto ofrece la posibilidad de realizar actividades de mediación con los artistas, además del préstamo de las obras, y además es ahí donde nos interesa poner el foco. Estas actividades pueden ser un taller, una charla o un encuentro informal, por ejemplo, y el objetivo es abrir espacios para conocer mejor la obra de los artistas y pensar juntas sobre los temas que trabajan.

Las primeras actividades de mediación artística han comenzado en enero en tres organizaciones sociales: la asociación Sortarazi, el instituto Soloarte en Basauri y la escuela para personas con discapacidad intelectual Formarte.

Artoteka rompe con el proceso de “mercadeo” de arte, jugando con el concepto de alquiler de obra. ¿De qué manera crees que influye este cambio de contexto que planteáis en la contemplación y disfrute de una obra? ¿Cómo se reciben y sienten esos espacios cotidianos para el arte?

Nos interesa lo que el arte nos puede aportar en el día a día. Puede tener que ver con esa contemplación y disfrute estético, o también con una experiencia, o con una cuestión más reflexiva. Artoteka propone una manera de sacar el arte del espacio tradicional de exhibición que es el museo, la galería o el centro de arte, y llevarlo a los espacios de la vida cotidiana para experimentar con esos posibles nuevos impactos y experiencias. Y lo hace de manera accesible para todas las personas, no solamente para aquellas que tienen la capacidad de comprar las obras.

Creemos que será muy interesante charlar sobre estas nuevas relaciones con las obras con las personas que se hagan usuarias y las acojan.

 

Artoteka es un proyecto conjunto de 3 agentes amiguis como Sarean, Wikitoki y Karraskan pero tiene lugar en un contenedor como AZ ¿qué papel juega un espacio institucional como la vieja Alhóndiga en vuestra voluntad horizontalizadora?

Nos interesa la colaboración entre organizaciones independientes, instituciones culturales, artistas y ciudadanía. Presentamos a Azkuna Zentroa el proyecto y nos han acogido dentro de Lanean, el programa de apoyo a procesos artísticos. Esta acogida ha sido estupenda y creemos que también ha sido un impulso para difundir el proyecto. Además, como comentábamos antes, la Mediateka BBK es un espacio habitado por personas muy diversas y esto nos parecía más interesante para llegar a mucha gente.

 

El proyecto estará activo en AZ hasta el 11 de abril, ¿tenéis algún otro lugar donde contenerla a partir de entonces?

Estamos buscando nuevas colaboradoras y apoyos para ampliar y sostener el proyecto. ¡Iremos informando!

 

Para terminar y como siempre, pedid un deseo.

Deseamos que se genere más consciencia sobre la cultura como bien de primera necesidad en nuestra sociedad, y que los proyectos puedan ser sostenibles en el tiempo y en condiciones de trabajo dignas para artistas y gestoras.

 

Visitas
240
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios