NOTICIAS

AL BORDE FILMS | Entrevista sobre 'Solo son Peces' y su nominación a los Premios Goya

·
Qué ilusionante es ver cómo proyectos cercanos van enrraizando y creciendo poco a poco. Al Borde Films han avanzado lentas de pero seguras. Tanto, que su pieza 'Solo son peces' quedó finalista dentro de la categoría al mejor cortometraje documental de los últimos Premios Goya. Hemos tenido el placer de hablar con las mujeres poderosas que dirigen este hermoso y necesario proyecto enfocado en visibilizar los márgenes. Gora zuek ta segi ertzak defendentzen!

¿Quién está Al Borde y detrás de esta pequeña gran productora de corte social?

Desde que la fundamos Ana y Paula hace cinco años, esta pequeña productora ha ido creciendo poco a poco, sumándose más adelante Marta como socia de la aventura y ahora con Sara y Noemi formando parte de este equipo de cinco compañeras detrás, delante, al borde ¡y en todas partes! Aunque no podemos olvidar que todas las personas con las que hemos trabajado hasta la fecha han hecho que Al Borde sea lo que es hoy.

Entrando de lleno en la historia que narra el documental, ¿cómo se crían peces en el desierto? Hay mucha poesía en ello.

Peces en el desierto es poesía, de la absurda. Cuando conocimos la historia de la piscifactoría recién inaugurada en el campamento de personas refugiadas, vimos claro que ahí había un documental. Cuando Dahba, Teslem y Jadija nos fueron contando cómo criaban los peces, vimos claro el paralelismo con la propia población saharaui. La tilapia es un pez que tiene que adaptarse a unas condiciones extremas para poder sobrevivir fuera de su lugar de origen y nuestras protas consiguen hacer magia con los recursos que tienen.

Habéis rodado el corto en el Sahara argelino durante dos meses. ¿Cómo ha sido la experiencia en los campos de personas refugiadas? ¿Y la relación que habéis desarrollado con las tres mujeres protagonistas?

El primer viaje te vuela la cabeza, pero ya la propuesta del tema nos generó mucho debate. Para nosotras es fundamental hablar desde lo cercano, situar nuestro punto de vista desde lo que conocemos. En este caso tuvimos que repensar la deuda histórica que carga el estado español con el pueblo saharaui. A partir de ahí nos pareció fundamental para acercarnos a esta realidad la colaboración con la Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh de los campamentos. Ahmed, Sidi y Mahyub consiguieron no sólo que el documental se hiciese realidad por tiempos, sino también por cercanía y traducción cultural.



Y llega el día que os anuncian que estáis nominadas al mejor corto documental, ¿Cómo ha sido la experiencia en los primeros Goya de la post normalidad?

Pues descubrimos que una nominación lleva un montón de curro, pero nos pareció importante llevarlo a cabo para poder utilizar esta capacidad de incidencia que se ponía en nuestras manos. Acabamos agotadas pero contentas por hacer un poco de ruido y sacar por momentos al Sahara Occidental del silencio mediático. ¡Lo de la gala online y el pijama de gala ya es otro tema!

¿Habéis visto el resto de documentales candidatos o nominados? ¿Estáis conformes con la resolución del jurado?

Una de las cosas que descubres cuando entras en el juego de los Goya es que tanto la nominación como el premio final dependen del número de votaciones y por tanto va muy de la mano de la comunicación que hagas del proyecto. Más allá de estar o no de acuerdo con el resultado, ya sabes que hay muchos factores que no están en tus manos y ves que hay proyectos de gran calidad que se quedan en el camino. Ha sido un gustazo compartir este trayecto con películas de gran calidad.

¿Cuál es el itinerario de Sólo son peces? ¿Vais a presentarlo en algún festival más?

Este docu no nos ha traído más que buenos momentos, el primero ya fue el del acercamiento a esta realidad de la mano de un equipo increíble. Luego, y a partir del premio de Zinebi, consiguió presencia en grandes festis como el HotDocs de Canadá, MiradasDoc, Elche, o el Fipadoc en Francia. Cuando acabe todo este proceso de distribución nuestra idea es ponerlo en abierto.

¿Cuáles son vuestros especiales puntos de inquietud y cómo lográis llevar adelante estos proyectos necesarios a nivel financiación?

Nos interesan principalmente las historias que nos permiten explorar temas de interés social y ya que nuestra mirada y acercamiento son siempre desde el audiovisual, quizás una de nuestras principales inquietudes sea que arte, por decirlo de algún modo, y reflexión convivan de manera orgánica en todos nuestros trabajos.

Financiar un proyecto nunca es un proceso sencillo y a veces puede llevar mucho tiempo, pero no dejamos que esas dificultades nos lleven a elegir caminos o historias más cómodas. Por suerte el documental está en un buen momento y cada vez hay más gente que cree en las posibilidades y viabilidad de este género.



¿En qué aventura estáis ahora y cuándo podremos conocerla? ¿Os interesa la ficción como realizadoras?

Ahora mismo buceamos en 3 proyectos: en pleno rodaje de un largo documental para CEAR Euskadi sobre la crisis humanitaria de las personas refugiadas que abre un diálogo temporal y espacial entre dos fronteras como son la de México-EEUU y la muga con Francia. Hondarrak, un cortometraje que rodaremos después de verano sobre la grave crisis de cuidados que ha puesto sobre la mesa la pandemia. ¡Está claro que nos van las crisis!! (risas). Y Beleak, un ensayo en primera persona que reflexiona sobre los medios de comunicación y la manipulación del lenguaje.

La verdad es que nos mueve el documental y lo hará siempre… Pero nos interesa cualquier formato o narrativa a través de la cual podamos seguir contando historias, creando universos y reflejando realidades, así que no estamos cerradas a nada.

Para terminar y como siempre, un deseo.

Que no se invisibilice lo que de verdad importa.

 

Visitas
100
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios