MARI PURI HERRERO: Museoko bildumako grabatuak / Colección de grabados del museo

27 de Enero de 2022. Arte eta Historia Museoa. Durango /// Bizkaia. 10:00h. Doan. Gratis. Free!

Mari Puri Herrero nació en Bilbao en 1942. Comenzó su andadura artística en el taller de Ascensio Martiarena en Donostia. Con 16 años se trasladó a Madrid para recibir clases de dibujo y pintura en el Círculo de Bellas Artes y en el Museo del Prado. Durante su estancia en Madrid comenzó a trabajar el linóleo y el aguafuerte.

En 1966 recibió una beca de la Diputación de Bizkaia y el Gobierno Holandés que la llevó a cursar sus estudios a Ámsterdam.

En el Rijsmuseum pudo conocer de primera mano el trabajo de grandes grabadores como Rembrandt que influirán en su obra.

Entre 1969 y 1971 se instala en París. Ahí conocerá la corriente figurativa que se verá reflejada en sus obras desde una perspectiva simbolista. A su regreso a Bilbao inicia una intensa actividad expositiva ya sea a nivel estatal como europeo. Esto la ha llevado a convertirse en una de las figuras más populares de la cultura artística vasca. En 1978 crea Marijaia, la figura emblemática de la Aste Nagusia de Bilbao.

*

Ha trabajado e investigado en diferentes campos artísticos, destacando magistralmente en la pintura con una pincelada suelta de raíz impresionista y en el grabado, donde utiliza diferentes técnicas (aguafuerte, linóleo, xilografía...) en función de sus necesidades plásticas.

En su obra, Mari Puri Herrero refleja un mundo inquietante en el que se confunden lo real y lo fantástico. El dominio del dibujo y el color, el equilibrio compositivo y una desbordante imaginación le permiten crear una personal iconografía que, a modo de hilo conductor, ha reinterpretado a lo largo de su trayectoria. Seres imaginarios y arquetípicos pueblan los escenarios y paisajes ideados por la artista intentando ofrecer un universo de poesía y fabulación.

 

Visitas
1161
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios