SALDA DAGO!

QUEREMOS VOLVER A LA VIDA | Editorial Febrero 2021

·
Vaya rutina más bonita se nos está quedando. Tenemos que andar seleccionando entre nuestra gente a quién invitas al cumpleaños y vuelven a llegar mensajes a whatsapp del tipo "¿alguien para hacer un zoom esta noche?". En resumen: el horror. Entre tanta medida y tanta contradicción creemos que, tras un año sin focos en espacios culturales, nos dejen volver a la vida o, quizá, sea demasiado tarde.

Vaya rutina más bonita se nos está quedando. Se nos han gastado los eufemismos para responder a la pregunta, ¿qué tal? Tenemos que andar seleccionando entre nuestra gente a quién invitas al cumpleaños y vuelven a llegar mensajes a whatsapp del tipo "¿alguien para hacer un zoom esta noche?"

En resumen: el horror.

La agenda vuelve a sufrir cancelaciones y la gente que trabajamos en esto de la cultura volvemos a tener que buscar la grieta para poder organizar bolos y llevarlos a cabo sin poner dinero o tener que suspenderlos el día antes. Eso sí, si hay que salvar la navidad, las rebajas o recibir al Athletic en una cadeneta a lo Woodstock´69, pues adelante.

Seguimos sin salas de conciertos, la hostelería con la persiana cerrada, promotoras privadas y el colectivo de técnicos no saben cuándo ni cómo podrán seguir trabajando. No hay ninguna facilidad para montar un concierto, no digamos ya un festival. La música en directo sufre una criminalización, (de la que ya hablamos con Iker Arroniz de Jimmy Jazz Gasteiz).

Este mes no vamos a positivar mucho, ¿vale? Queremos decir que ya vale y que queremos nuestra música de vuelta. Entre tanta medida y tanta contradicción creemos que, tras un año sin focos en espacios culturales, nos dejen volver a la vida o, quizá, sea demasiado tarde.

Visitas
251
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios