NOTICIAS

CRIS LIZARRAGA - 'Quítame la culpa' Fanzine | Entrevistas en desescalada

·
Cantante, letrista y front woman de Belako, a Cris todavía le queda tiempo para el activismo feminista. Acaba de publicar el fanzine 'Quítame la culpa' durante la cuarentena, un ensayo crítico que recoge distintos testimonios de ‘amor’ tóxico y que desde NOIZ aplaudimos muy fuerte. Hemos tenido la oportunidad de hablar con ella y lo que nos ha dicho es medicina (de la buena).

Cantante, letrista y front woman de Belako, a Cris todavía le queda tiempo para el activismo feminista. Acaba de publicar el fanzine Quítame la culpa durante la cuarentena, un ensayo crítico que recoge distintos testimonios de ‘amor’ tóxico y que desde NOIZ aplaudimos muy fuerte. Hemos tenido la oportunidad de hablar con ella y lo que nos ha dicho es medicina (de la buena).

Lanzas esta propuesta participativa y sorora en 2018, mandando tu propio relato junto con la introducción del fanzine. ¿Cómo tomas esta decisión?

No sabía a dónde me iba a llevar, ni si acabaría siendo algo publicable, pero llevaba unos años dandole vueltas a lo útiles que me habían resultado las puestas en común con mis amigas, y que me gustaría hacer algo útil con ello. Después de un año muy exigente con el grupo, encontré por fin el momento de sentarme a escribir y de convocar a las primeras participantes.

Una iniciativa muy interesante que enseguida comienza a crecer. ¿Cuál es el proceso hasta llegar a estas 80 geniales páginas maquetadas y quién forma parte de la creación y distribución?

Debe de estar fuertemente desaconsejado mostrar un escrito en proceso, pero para mí fue fundamental a medida que iba añadiendo capítulos, enviárselos a quienes habían mandado ya su relato o quienes iban a hacerlo, para que todas se sintiesen parte de él y sobre todo viesen el marco y la estructura alrededor de sus historias. Algo que me ha animado en todo este tiempo de elaboración del ensayo han sido sus reacciones, me iba dando cuenta de que realmente tenía sentido hacer esto. Más aún, sus aportaciones (fuera aparte de los relatos) confluyen en medio de toda la argumentación.

Esta dinámica del intercambio que inspira el fanzine, nació de manera espontánea con mis amigas de la universidad, pero en el escrito también participan amigas de la infancia y amigas que he hecho durante estos últimos dos años. Amigas que con sus diferentes antecedentes (muchas de ellas no se conocen entre sí) construyen estos capítulos que trato de hacer dialogar entre sí. En medio de todo esto conozco a Irantzu Varela (en el bolo de las Pussy Riot jaja), que si ya la admiraba, al verla currar de cerca en sus talleres sobre amor romántico, gestación subrogada etc me inspira un montón y me atrevo a enseñarle mi historia a medias. Entre mis inseguridades estaba la de hacer algo que ya estaba hecho mil veces, pero ella me animó muchísimo a seguir y por eso le pedí que hiciese de madrina con el prólogo.



Alejandra (@culomala) y Haizea (@haizeaogueta) aparecen en mi vida a principios de este año. Tenemos una conexión inmediata que hace que cojamos confianza muy rápido y con facilidad nos contemos nuestras luces y sombras. En cuanto empiezo a ver el trabajo de Alejandra como creadora de memes, que expresan tan bien y con tan poco conceptos que me ha costado sudor y sangre interiorizar, automáticamente siento la necesidad de enseñarle el ensayo. Por un lado le pido esa “lectura final”, dudaba sobre la coherencia del resultado, igual ciertas partes se quedaban oxidadas con el paso del tiempo y necesitaba esa visión fresca de alguien con un espíritu crítico muy actualizado. Por otro lado, le sugiero integrar algunos de sus memes, los que ella considerase que podían ilustrar algunos de los temas que toca el texto. Entre eso y el increíble trabajo de maquetación y diseño que lleva a cabo Haizea con el berenjenal que le mando, consigo ponerle punto y final al proyecto en plena cuarentena, el último empujón que necesitaba para decidirme a publicarlo.

Pikara Magazine, el medio a través del cual creo que todas aprendemos muchísimo cada día con cada contenido que genera, apoya la publicación virtual del fanzine, y hasta ahora no sé cuánta gente lo habrá leído pero estoy muy agradecida de formar parte de su archivo, que tiene un alcance considerable y un público muy crítico.

Irantzu Varela comienza el prólogo citando a Silvia Federici y hace referencia a dos temazos de Tracy Chapman.  ¿Nos propones canciones y quotes musicales para la revolución feminista?


Dream Wife (Somebody) [videoclip abajo]
I am not my body I am somebody

Gata Cattana (Lisístrata)
Lapídame, humíllame, si quieres ponme un burka.
Arráncame la bolle, el clítoris pa’ ser más pulcra.
Escóndeme, tápame bien ese escote impuro.
No sea que te pervierta o te transporte al lado oscuro.
No sea que te intoxique con mi psique de cianuro.
La mujer es el diablo, eso es seguro, ten cuidao

Spice Girls (Wannabe) [videoclip abajo]
If you wanna be my lover, you gotta get with my friends
(Gotta get with my friends)
Make it last forever, friendship never ends

Quítame la culpa está llena de interesantes reflexiones, entre ellas el asunto del amor propio en RRSS como instagram. Citando a Eugenia Tenen “parece que las mujeres debemos disculparnos continuamente por hacernos fotos a nosotras mismas”. ¿Cómo vives esa presión tóxica de la imagen en el mundo de la música?

La presión de la imagen en la música, en las redes, ha contribuido a la hora de agravar mis propias taras y trastornos alimenticios (de los que como hablo en el fanzine, me responsabilizo, pero los vinculo también al maltrato psicológico), algo de lo que se habla bien poco y que sin embargo impera en este mundo de apariencias.

Manual de alarmas a tener en cuenta: Es demasiado buena = no se quiere una mierda, que te llamen ‘especial’ como modo de engancharte, que utilicen piropos combinados con críticas (casi siempre físicas), que te mantengan en secreto... ¿Qué más consejos nos das para afinar el radar de Lester?

Ojalá tener todas las claves, pero esa necesidad de compensar desprecios con gestos de afecto me parece fundamental a la hora de identificar la manipulación. En general, si es alguien que te genera inseguridad contigo misma, con quien no sacas el carácter que sabes que tienes, con quien no sientas simetría afectiva, que desprende narcisismo y auto-compasión por los poros, sal de ahí. Un buen ejercicio es pensar en la relación que mantienes como si fuese la de una amiga, cómo la verías desde fuera.

¿Ha habido reacciones de aludidos a la publicación? ¿Algún X (quizá resentido, quizá arrepentido) que se haya encontrado retratado en estas páginas?

Si alguno de los X lo ha leído, no me lo ha hecho saber así que ni idea. Probablemente la mayoría no sepan de mí ni del fanzine, o muchos aun leyéndolo hasta podrían no darse cuenta de que va de ellos, habiendo cambiado los nombres, y por eso de que son narcisistas. Sí que he tenido muchas reacciones de aquellos que se han dado por aludidos leyendo los relatos y han entendido las posibles consecuencias de sus comportamientos pasados. He agradecido mucho que me lo digan, pero sobre todo espero que se lo hagan saber a quienes han hecho daño.




Culpa acumulativa, autodefensa negacionista, idealización justificadora, trastornos alimenticios (u otras maneras de autosabotaje).. Siendo todas tan  distintas, hay que ver cómo se parecen nuestras historias.

Todo se reduce al concepto de culpa. La culpa nos destruye porque nos hace juzgarnos constantemente y ser nuestras propias tiranas. Desde nuestro contexto privilegiado nos ahogamos mucho en ese síndrome de la impostora porque nos culpamos en la simple queja (“no sé si mi relato es tan grave como para considerarse maltrato”), nos frustran nuestras incoherencias (“de qué me quejo con lo mal que lo pasan otras”) y por ello no siempre avanzamos con seguridad. Creo que hablo por todas cuando digo que hemos normalizado lidiar con este síndrome de manera recurrente. Tenemos que ganar aplomo y reconocer lo que hacemos bien sin pedir perdón a la vez. Y lo mismo que te digo esto, te digo que no me fío de quien no deja ver sus inseguridades.

Es importante subrayar el papel de la falsa diplomacia (ilustrada por la jefa Rocio Quillahuaman), así como la necesaria toma de partida en estas situaciones odiosas. Si callar es otorgar, ¿qué podemos hacer para cambiar estas dinámicas?

A mí me cuesta no posicionarme, me sale sólo, es visceral. No podría dormir tranquila de otra manera. Tengo que entender también que no todo el mundo es así, y debería rebajar mis expectativas ante conflictos en los que yo veo clara mi postura, porque esto me ha generado mucha frustración. Pero creo de verdad que tenemos que dejar de ser una sociedad adormilada en lo personal, entender que velando por el “buen rollo” muchas veces estamos legitimando comportamientos de mierda, perpetrando dinámicas de mierda, y validando a quienes consideramos amig@s en los defectos que decidimos negar.

El pacto de la no intervención porque “cada pareja es un mundo” tiene que acabar,  la pasividad tiene que acabar para dar lugar al activismo. Los X se sienten protegidos porque nunca nadie les ha hecho responsabilizarse de sus actos, pero eso tiene que acabar porque “lo personal es político” (K. Millet)

Quítame la culpa tendrá versión en papel y tinta? ¿Tienes pensado seguir con esta divulgación sanadora?

Tengo muchas ganas de sacarlo en físico, y en ello estoy, viendo cuánto me va a costar jaja como diría Irantzu, siempre puedo pedirle el sueldito mágico al Feminismo. No, en serio, estoy ilusionada porque se puso en contacto conmigo Adriana Royo (Falos y Falacias) que está escribiendo otro libro muy conectado con Quítame La Culpa y quiere ayudarme a sacarlo, sigo también planeándolo con Alejandra y Haizea, y espero tener buenas noticias dentro de poco.

Por otro lado, puede que salga de aquí un podcast que ya estoy preparando, y seguro que da para una continuación (no sé en qué formato) porque me han llovido nuevas participantes.

Para terminar, pide un deseo.

Que este fanzine se quede viejo pronto.

 

NOIZ acelera la desescalada con una nueva revista / Deseskalada bizkortzeko NOIZ berri bat daukagu

Volver a vernos las caras, a reflexionar, a disfrutar y vivir la magia de las artes en vivo. Desde NOIZ os invitamos a compartir esta revista digital, a bucear entre los enlaces y a seguir manteniendo la llama viva. Esta nueva revista que brilla en tu dispositivo favorito viene con un montón de buenas nuevas noticias: los directos van volviendo a nuestra vida. Tratemos de arrancarlo.

Azkenean heldu da berriro elkartzeko, hausnarketak egiteko eta goxatzeko garaia, artea eta kulturaren zuzeneko magia sentitzen dugun bitartean. NOIZ Agendatik gure ekaineko aldizkaria partekatzera gonbidatzen zaitugu, bere orrialde digitaletan zehar nabigatzen duzun bitartian. Zeure pantailan distira egiten duen ekaineko NOIZ-a berri onez josita dago: zuzeneko ekitaldiak (zorionez!), elkarrizketa kulturalak, musika, eszena eta gauza pilo gehiago.

 

 

Visitas
58
DEJA UN COMENTARIO
0 Comentarios